Nomofobia. Enfermedad del siglo XXI

La Nomofobia es un trastorno que sufre al menos la mitad de la población. La Nomofobia es el miedo irracional a estar sin el teléfono móvil. La dependencia al dispositivo electrónico genera una infundada sensación de incomunicación en el usuario cuando este no puede depender de él, bien porque lo haya olvidado en casa, esté fuera de cobertura o sin batería.

 

Síntomas:

La Nomofobia no es considerada todavía como una patología o un trastorno del comportamiento, pero lo cierto es que es una consecuencia de una adicción, de un uso desmedido del teléfono, generalmente para cualquier cosa menos para realizar llamadas.

Esta dependencia lleva a un aislamiento social , ya que la relación con el exterior se hace a través de whatsapp, redes sociales, juegos online…

Algunos síntomas que podemos observar en las personas que padecen Nomofobia son los siguientes:

  • Mira constantemente su móvil para ver si ha recibido algún mensaje
  • Roba horas de sueño para sumergirse en las redes sociales
  • Prefiere evitar sitios en los que no haya cobertura, datos o red wifi
  • No apaga el móvil en ningún momento
  • Siempre está pendiente de localizar un enchufe que le permite cargar la batería, o llevar una batería externa por si se le acaba.

 

Características que comparte la Nomofobia con otras adicciones:

  • Dependencia emocional
  • Cada vez te hace consumir más tiempo
  • Síndrome de Abstinencia
  • Distorsiones Cognitivas y Autoengaño
  • Conflictos con tu entorno

Consejos para hacer un uso más saludable del móvil:

  • Contesta a estas preguntas: ¿ Quieres estar disponible de forma continuada para otras personas? ¿Cómo me siento cuando estoy con alguien que está chateando continuamente? ¿En que situaciones miro más el móvil? ¿ Soy consciente de que emociones hace que lo mire más? ¿Qué puedo hacer para cuidar de mi mismo en vez de mirarlo sin parar?
  • Des instala aplicaciones que te hacen perder el tiempo
  • Silencia las notificaciones
  • Establece horas determinadas para consultarlo
  • Nunca mirarlo si estamos charlando, comiendo o compartiendo ocio con otras personas.
  • Si te das cuenta de que la ansiedad se apodera de nosotros al dejarte el teléfono en casa, nunca está de más consultar con un profesional.

Susana Martín Yagüe

Psicóloga

Nº COL.CL02628

2018-08-27T17:19:25+00:0027/08/2018|

Deje su comentario